Saltar al contenido

Timbal de patatas, hongos y huevo poché

¿Sabías que una receta sencilla con una buena presentación siempre hace mucho más apetecible un plato y lo convierte en algo especial?.

El timbal de patata con hongos y huevo poché es el ejemplo más claro. Se trata de un plato de la cocina tradicional, que podemos consumir durante todo el año. En esta receta te contamos paso a paso como realizarlo. ¿Te atreves a intentarlo?.

Ingredientes para 4 personas

  • Para el puré de patata:  500 gr de patata nuevas (a mi me gusta la variedad monalisa), 200 gr de mantequilla, 100 gr de queso parmesano, media cucharadita de café de nuez moscada (o al gusto), sal y pimienta.
  • Para los hongos y setas: En esta receta hemos utilizado las setas que encontramos en el mercado: shitake, champiñón, porto velo, sisaori, seta de cardo, boletus, trompeta de la muerte. En total unos 400 gr de hongos y setas, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas de perejil picado, 1 vasito de vino blanco, 1 cebolla finamente picada, aceite de oliva, sal y pimiento.
  • Para los huevos: 4 huevos frescos, papel film y vinagre de manzana.
  • Para la velouté: 500 ml de caldo de verduras, 50 gr de harina de trigo, 100 gr de mantequilla, 2 dientes de ajo y de 50 gr a 100 gr de jamón serrano (depende de su gusto) finamente picado.
  • Otros: 4 aros de acero inoxidable de 12 cm de diámetro x 5 cm de alto aproximadamente.

Elaboración

  • Para el puré de patata: Comenzamos  pelando las patatas, las lavamos y las ponemos a cocer en una olla con agua y sal. Cuando estén cocidas, escurriremos el agua y las pasaremos por el pasa puré. En un bol mezclaremos el puré de patata, la mantequilla, la nuez moscada, el queso y salpimentaremos a nuestro gusto. Reservamos.
  • Para los hongos y setas: A continuación rehogaremos en una cazuela con aceite de oliva la cebolla hasta que esté transparente. Incorporaremos los hongos y los saltearemos a fuego vivo, dejando que evapore el agua que sueltan los hongos, incorporando el vino blanco y dejamos que reduzca. Por último añadimos el ajo y el perejil, finamente picado y salteamos durante 3 minutos más. Una vez salpimentado, reservamos.
  • Para los huevos: Cortamos cuadrados de papel film de unos 30 X 30 cm. Con  la ayuda de una taza o bol pequeño colocaremos el papel film engrasado con aceite de oliva, donde se vierte el huevo y adereza al gusto, con una pizca de sal, pimienta y unas gotas de vinagre. También puedes añadir especias u otros ingredientes troceados que le proporcionen sabor y mariden el resto del plato. Recogemos en papel con cuidado y lo atamos de forma que no quede aire dentro del papel y el huevo.  Y para finalizar lo coceremos  en agua hirviendo durante 7 minutos. También reservamos.
  • Para la velouté: En una cazuela sofreímos levemente el ajo y el jamón. Añadimos la harina y coceremos unos 5 minutos, removiendo la mezcla constantemente. Incorporaremos el caldo de verdura y con la ayuda de unas varillas lo removeremos hasta que se mezclen bien los ingredientes, teniendo cuidado de que no queden grumos. Lo ponemos a cocer durante 15 minutos y reservamos.

Montaje del plato

Empezamos colocando en una bandeja de horno los 4 aros, y con la ayuda de una cuchara añadiremos en capas los ingredientes.

Primero una capa de puré de patata, luego los hongos y terminamos con otra capa de puré de patatas. Hornearemos los timbales a 170 grados durante 5 minutos.

Cuando esté todo listo, colocaremos un timbal en el plato con ayuda de una espátula y retiraremos el molde con cuidado. Arriba colocaremos el huevo poché y salsearemos con la velouté.

El vino para acompañar

Te recomendamos acompañar el plato con un vino de variedad chardonnay , especialmente con vinos de la zona de la borgoña francesa. El Saint Véran 2011 del Château De Beauregard es perfecto para este plato.

Notas

La velouté es una salsa compuesta por un roux claro (harina y mantequilla), un fondo de caldo de ave, de carne, de verduras o un fumet. Se podría decir que se trata de una bechamel en la que se incorpora un caldo en lugar de leche. Es una de las salsas clásicas de la cocina francesa, que como la bechamel, además de ser salsas como tal, también son la base de muchas otras salsas más complejas.