Saltar al contenido

Cómo organizar los electrodomésticos en la cocina. Consejos prácticos

¿Cómo distribuyo los electrodomésticos en mi cocina? Si estás pensando en reformar tu cocina o en diseñarla desde cero seguramente ya te habrás hecho esta pregunta. Organizar de forma eficiente el espacio de una cocina no es una tarea sencilla.

1) ¿Cuántos metros tiene tu cocina? Analizando el punto de partida

Dependiendo del tamaño de tu cocina (y el de tu casa) partirás con una serie de limitaciones físicas si el tamaño es reducido o, por el contrario, de ventajas y opciones en el caso de contar con una cocina amplia. De entrada, en cocinas reducidas, es posible que te plantes si realmente es necesario, por ejemplo, colocar la lavadora en la cocina o puedes aprovechar para colocarla en el baño o incluso en el balcón.

Otra opción para conseguir ahorrar espacio es comprar electrodomésticos multifunción, como un horno-microondas o una lavadora-secadora, o electrodomésticos de dimensiones más reducidas, como los lavavajillas de 45 centímetros de anchura.

cocinas modernas

2) Tomas de agua, desagües, extractores, tomas de corriente y radiadores de calefacción

¿Donde está la tubería del desagüe? ¿Y el tubo del extractor? ¿Y el radiador? La situación de estos elementos determinará en muchos casos dónde es necesario colocar sí o sí los electrodomésticos. Si puedes decidir previamente dónde irán colocados podrás diseñar tu cocina con más libertad.

3) Estableciendo las 3 zonas clave de trabajo: lavado, cocción y almacenaje

 

  • Zona de lavado. En este espacio colocaremos juntos el fregadero y el lavavajillas. De esta manera nos resultará más cómodo realizar el lavado de la vajilla y los utensilios. Si además disponemos en el mismo lugar muebles de cocina diseñados especialmente para almacenar la vajilla nos ahorraremos desplazamientos.
  • Zona de cocción. Tradicionalmente se ha emplazado conjuntamente las placas de cocción y el horno. Ahora se opta por separarlos, instalando, por ejemplo, una torre con el microondas y el horno, y en el sitio que ocupaba el horno un mueble de cocina para las ollas, sartenes y útiles de cocina. Respecto a las campanas de cocina, existe la posibilidad de integrarlas en el propio mueble de cocina y ganar almacenaje o, por el contrario, elegir una campaña decorativa de pared y darle un toque más moderno a nuestra cocina.
  • Zona de almacenaje. El frigorífico es el electrodoméstico más voluminoso de una cocina. Podemos colocarlo junto a muebles de cocina de almacenaje para facilitar el trabajo. Es importante, en la medida de lo posible, que haya cierta distancia respecto a la zona de cocción y las zonas de calor de la cocina para evitar la pérdida de eficiencia en la refrigeración.

4) Ubicando los pequeños electrodomésticos

Hoy en día existen muebles de cocina que ayudan a organizar mejor el lugar de los pequeños electrodomésticos como la cafetera o el exprimidor de zumos. Un mueble de cocina con persiana y enchufes integrados, por ejemplo, nos ayudará a no tener que moverlos en el día a día y quedarán perfectamente integrados en la cocina.

No votes yet.
Please wait...