Saltar al contenido

Cómo aprovechar los azulejos como elemento decorativo en las cocinas

Durante muchos años los azulejos de una cocina cumplían exclusivamente una función de recubrimiento básico de una pared. Era habitual encontrar cocinas genéricas con azulejos de grandes dimensiones, en color blanco, y con acabados en brillo o en mate. El punto distintivo de decoración se conseguía únicamente con la elección del tipo de muebles de cocina. Hoy los tiempos han cambiado. Una práctica cada vez más frecuente es diseñar cocinas en las que los azulejos cumplen con una importante función decorativa que ayudan a crear un espacio único y especial.

Azulejos para las cocinas

La baldosa cerámica conocida como “pasta roja” – color típico de este producto en el reverso a causa del proceso de fabricación-  permite jugar en su parte visible con una gran variedad de colores y esmaltes que ayudan a crear una decoración diferente. Se coloca contra la pared mediante cemento-cola.

En la elección de un tipo azulejo el formato – dimensiones y proporciones de la baldosa- será un factor importante para crear un ambiente u otro. Un azulejo en formato pequeño puede oscilar entre un tamaño de 5 ó 20 cm por azulejo y guardar una proporción cuadrada o rectangular.  Algunos de los formatos cuadrados habituales utilizados para la decoración de las cocinas son un 5×5, 10×10, 20×20,  y en el caso de los rectangulares 5×10, 10×20 ó 5×15. Una tendencia al alza es la utilización de formatos más pequeños: gresites y mosaicos. Tradicionamente se empleaban para decorar baños y piscinas, pero ya es habitual aplicarlos en cocinas.

Estilos de decoración para cocinas con azulejos

1. Minimalismo

Gracias a los azulejos de pequeño formato, como el gresite o los mosaicos, podemos aprovecharlos para crear figuras geométricasdecorativas que rompen con el estilo uniforme. Conseguiremos dar un toque de contraste a nuestra cocina.

2. Colores

Un estilo que hará de tu cocina un lugar que no pase despercibido. Una buena opción es combinar azulejos de 2 colores ó 3 colores. En este caso se ha optado por una solución atrevida que mezcla azulejos de cualquier color para crear un efecto sorprendente.

azulejos relieve

3. Relieves

Los azulejos con relieve son una tendencia al alza en su utilización como elemento decorativo en las cocinas. En el mercado podemos encontrar una gran variedad de colores, formas y texturas para crear distintos tipos de ambientes. Un bajo relieve, en un color blanco y con un patrón uniforme puede darle un toque exclusivo a la cocina.

4. Rústico

El aspecto mas rústico se consigue con un azulejo en formato rectangular biselado en todos sus lados y colocado sin juntas. El color blanco con un acabado brillo refuerza este estilo. Un toque diferente para un formato conocido.

5. Clásico

Un aspecto costumbrista y sofisticado se consigue con un azulejo en formato cuadrado con incrustaciones mas pequeñas en las esquinas, a modo de rombos. En este caso las piezas pequeñas son las que presentan color o motivos decorativos. Liberar la mitad superior de la pared y acotarla mediante una pieza de remate libera el espacio de una excesiva carga decorativa.

Azulejos integrados

En combinación con los muebles de la cocina, la tipología de suelos, la iluminación específica y demás elementos decorativosconseguiremos crear, gracias a los azulejos, un lugar muy personal que identifique nuestra personalidad y que nos permita disfrutar de nuestra cocina.

No votes yet.
Please wait...