Saltar al contenido

¿Cocina blanca o de color?

Para gustos, los colores. Por eso, a la hora de decorar nuestra cocina, ¿por qué no hacerlo acorde a nuestra personalidad y preferencias? A continuación te mostramos las ventajas de elegir para nuestras casas una cocina blanca o una de color.

5 razones para elegir una cocina de color blanco

  1. Amplitud y luminosidad. Especialmente recomendables, sobre todo, para espacios pequeños, ya que dan sensación de amplitud. Asimismo, el color blanco aumenta la recepción de la luz, haciendo la estancia más luminosa.
  2. Limpieza. El color blanco aporta sensación de pureza, limpieza.
  3. Combinable. La ventaja del color blanco es que combina con todos los colores y, además, los realza. Por otro lado, queda bien con todos los materiales (madera, granito, vinilo…).
  4. Adaptable a distintos estilos. El color blanco se adapta perfectamente a cualquier estilo, ya sea rústico, moderno, nórdico, retro…
  5. Vigencia. Las cocinas blancas se mantienen vigentes más tiempo, no pasan de moda.

5 razones para elegir una cocina de color

  1. Profesionalidad. Los colores fríos, como el azul, el morado o el verde transmiten eficacia y seriedad.
  2. Alegría. Los colores cálidos como el amarillo, naranja o rojo crean espacios acogedores, alegres. Son colores activos adecuados para zonas de la casa de actividad familiar, ya que fomentan el diálogo.
  3. Profundidad. La combinación de colores llamativos en diferentes planos crearán una sensación de profundidad en la cocina.
  4. Sensaciones. Los colores ejercen un efecto en nosotros, conectan con nuestras emociones. Pueden provocar actividad, dinamismo, paz, inspiración… Según nuestro carácter y nuestros gustos, podremos potenciar unas sensaciones u otras. Incluso podemos mezclarlos entre sí y utilizarlos para sentirnos a gusto en nuestro propio hogar.
  5. Color en elementos decorativos. Si optamos por colores claros o pasteles para los muebles de la cocina pero queremos darle un toque de color, podemos hacerlo a través de elementos como sillas, encimera, vajilla, mantelería, pequeños electrodomésticos (tostadora…), etc.

No obstante, tanto si vas a optar por el blanco como si vas a elegir una cocina de color, lo mejor es que te dejes asesorar por un profesional que te indicará cuáles son las mejores opciones según tus gustos y características de tu cocina.

No votes yet.
Please wait...