Saltar al contenido

5 tipos de campanas extractoras para tu cocina. Guía básica

campanas extractoras

Existen muchos tipos de campanas extractoras que podremos elegir en función de la cocina donde vayamos a instalarlas.  Podemos hacer una sencilla clasificación de estos tipos de campana atendiendo a razones estéticas y de dimensiones.

Aquí tienes 5 ejemplos que seguro podrán ayudarte a la hora de elegir la que más se adapte a tus necesidades.

1. Campana de pared decorativa

 

Nos referimos a todas aquellas campanas adosadas a la pared y que no se “esconden”. Pueden ser horizontales o inclinadas, con forma de campana o de pirámide truncada, redondeadas o rectilíneas, etc. Como vemos su oferta es muy amplia por parte de todos los fabricantes, no en vano es la campana más habitual de encontrar en la mayoría de las cocinas de los últimos años. Su instalación es muy sencilla, tan solo es necesario conectar el conducto vertical de la campana con la boca del conducto de extracción que hay en el techo de nuestra cocina. Estas campanas son exentas, por lo tanto no requieren de ajustes con los muebles anexos y tan solo se exige que el hueco sea el correcto para su instalación. Desde el punto de vista estético podemos decir que esta solución es la ideal para potenciar la zona de cocción y ordenar en base a ella la distribución de los muebles altos de cocina. Lo más habitual es que el material empleado sea el acero inoxidable en su color natural, aunque no es extraño encontrarlo lacado en blanco, negro o incluso en colores vivos.

2. Campana de pared retráctil

 

En contraste con la anterior, esta campana intenta pasar más desapercibida para limitar su impacto visual y por otro lado para ganar más volumen de almacenamiento en los armarios altos de cocina. Obviamente el armario donde se integra la campana esta parcialmente ocupado por el conducto de extracción de humos, pero frente a la campana decorativa, el armario nos permite almacenar enseres o alimentos. Con el paso de los años estas campanas se han ido estilizando notablemente, hasta el punto que hoy en día tan solo se aprecia una banda de 2 ó 3 cm de acero inoxidable bajo el mueble alto, tirando de ella podemos desplegar la campana completamente para aumentar el área de extracción de humos mientras estamos cocinando. Estas campanas son más económicas que las campanas decorativas, y una solución discreta para cocinas no muy grandes donde prima el espacio.

3. Campana de pared integrada o grupo filtrante

 

Un paso más adelante respecto a la campana extraíble es la campana integrada o grupo filtrante. Se trata de un “cajón” que se instala  en el mueble alto y que mediante un orificio en éste asoma sobre las placas de la cocina. La integración del aparato con el mueble es total, y a no ser que giremos la cabeza para inspeccionar la cara inferior de los muebles altos no podremos averiguar si exista campana o no. El interior del mueble donde se aloja el grupo filtrante tiene un zócalo reservado para ello, y al igual que en el caso de la campana extraíble también hay un conducto central que conecta con el techo. Esta solución de grupo filtrante encaja a la perfección en cocinas minimalistas donde la mayoría de los electrodomésticos están integrados con el mobiliario.

4. Campana de techo en isla

 

Cuando la distribución de la cocina es de tipo “isla” la campana debe ser instalada correctamente en la vertical de las placas de cocción, esto obliga a hacer un cuidadoso replanteo de la isla y trasladar estas medidas al techo para derivar el tubo de extracción que circula por el falso techo hasta la posición correcta donde se instalará la campana.

Para el correcto anclaje de ésta, será necesaria una estructura anclada al forjado del piso superior de la que descolgaremos la campana garantizando así su resistencia y estabilidad. Al margen de estos temas técnicos, es evidente que el impacto visual de una campana en isla es muy  grande, se convierte en protagonista de la cocina y todo el espacio gira sobre ella, dado que las islas se instalan en el centro de las cocinas. Habitualmente encontramos campanas de formas puras como prismas o cilindros, que reducen su impacto visual y dejan ver el resto de la cocina.

Cabe destacar para este tipo de cocinas en isla la opción de las campanas integradas en el falso techo. Se instalan  casi como si fuera un aparato de luz, totalmente enrasadas con la escayola o placa de cartón-yeso del techo, y su accionamiento es mediante mando a distancia. Es muy probable que empecemos a ver estas campanas más a menudo.

5. Extractor integrado en la encimera

 

Por último podemos instalar la campana, o mejor dicho el extractor en el sitio más cercano a donde se producen los humos, en la encimera.  Se trata de una opción poco habitual pero cada vez  menos extraña, de hecho casi todos los fabricantes cuentan en su catálogo con un modelo de estas características desde hace pocos años. Su gran ventaja es que el extractor está visible sólo cuando lo estamos usando, y cuando acabamos se esconden de nuevo bajo la encimera, digamos que funciona como una ventana eléctrica de un coche. Técnicamente su funcionamiento es perfecto, y cuentan con la posibilidad de la extracción de humos al exterior o mediante recirculación, en este último caso mediante el uso de filtros de carbono. Sus ventajas estéticas son muchas, y su instalación es muy recomendable en cocinas tipo isla donde la presencia de la tradicional campana no encaje con la decoración y se requiera de una imagen minimalista. Hay que tener en cuenta que las dimensiones de la encimera deben ser sensiblemente superiores para poder alojar el extractor en su interior.

No votes yet.
Please wait...